minh

 

http://www.redbetances.com/

 

Descarga tu ejemplar

 

piensalo

 

http://www.claridadpuertorico.com/

 

cev

 

 

Reflexiones de Fidel

 

http://forodesaopaulo.org/

portal-alba

Estamos en los canales

Bibiioteca MINH

Videos MINH

Facebook MINH

Ustream

Visitas:
Agresión contra el CNE pretende invisibilizar el voto de 8 millones de venezolanos PDF Imprimir Correo
Escrito por AVN   
Jueves, 03 de Agosto de 2017 14:05

venezuela-psuv-paz

La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, denunció una serie de agresiones contra la institución electoral para deslegitimar el proceso de elección a la Asamblea Nacional Constituyente, en el que participaron más de ocho millones de venezolanos el pasado domingo.



En una declaración a la prensa, Lucena rechazó  las afirmaciones de Antonio Mugica, director  de la empresa proveedora de las máquinas electorales, Smartmatic, quien trató de poner en duda la transparencia del proceso de conteo de votos.

"Quienes participan en estas agresiones contra la democracia pretenden convertir la alegría de la paz en una derrota e insistir en desconocer e invizibilizar más de 8 millones de venezolanos", expresó Lucena.

Desde la sede del CNE, precisó que "se trata de una opinión sin precedentes por parte de una empresa cuyo único rol en el proceso electoral es proveer ciertos servicios y soporte técnico que no son determinantes en sus resultados".

Manifestó que cualquier manipulación a los resultados o al funcionamiento de las máquinas y software del sistema electoral es desconocer que la empresa participa como parte de la seguridad del sistema de totalización.

"La empresa Smartmatic participó en todas las auditorías. Las aseveraciones de Mugica no tienen fundamento", afirmó, en transmisión de Venezolana de Televisión.

Aclaró que no es una empresa privada, radicada fuera del país, la que garantiza la transparencia y credibilidad del sistema electoral venezolano.

"El sistema electoral tiene una arquitectura de seguridad, con procedimientos que dejan en mano del ciudadano y la ciudadana su validación”, recordó.

La presidenta del ente comicial aseveró que el CNE se reserva las acciones legales a aplicar ante estas declaraciones y agregó que continuarán trabajando para garantizar el derecho al voto de todos los venezolanos.

Denunció que antes, durante y después de los comicios del pasado domingo, se ha registrado una serie de agresiones contra la institución electoral, entre las que destacó la quema de 181 máquinas electorales, así como el asedio a varios centros de votación.

Recordó que las acciones violentas perpetradas por sectores de la oposición obligaron al CNE a reubicar 1.200 centros de votación por el asedio y la imposibilidad de instalación. El propio día de los comicios constituyentes ocurrieron ataques directos a cerca de 200 centros electorales.

Asimismo, se refirió a las sanciones aplicadas en su contra por el Gobierno de Estados Unidos,  por “el único motivo de organizar una elección universal, directa y secreta”.


A continuación la declaración íntegra:


El Poder Electoral venezolano quiere informar sobre las graves declaraciones emitidas por el representante de la empresa proveedora del Consejo Nacional Electoral, Antonio Mugica.

Se trata de una opinión sin precedentes por parte de una empresa cuyo único rol en el proceso electoral es la de proveer ciertos servicios y soporte técnico que no son determinantes en sus resultados.

Estas declaraciones fueron emitidas en un contexto de agresión permanente, iniciado desde hace dos semanas contra el Poder Electoral venezolano que, como es sabido, incluye la sanción por parte del Gobierno estadounidense a mi persona como presidenta del Poder Electoral por el único motivo de organizar una elección universal, directa y secreta en donde estaban habilitados para votar todos los venezolanas y las venezolanas inscritos en el Registro Electoral. Una sanción que se origina por el cumplimiento de la Constitución y las leyes venezolanas.

Esta acción del Gobierno estadounidense afectó también a otros proveedores que prestan servicios a nuestra institución y de los que ya tenemos conocimiento de que les han sido bloqueadas sus cuentas en el exterior.

Asimismo, hemos sido víctimas de la violencia. Antes de la elección, debimos reubicar 1.200 centros de votación por causa del asedio y la imposibilidad de instalación. La noche anterior al evento en algunos estados como Lara tuvimos que mover centros de votación por los ataques sistemáticos a los que fueron sometidos, hasta encontrar un sitio seguro para los electores y las electoras. Durante el día de la elección, recibimos ataques directos a cerca de 200 centros de votación, incluyendo agresiones con granadas y disparos de fusiles. Se hizo necesario, en pleno proceso de votación, movilizar centros a fin de garantizar la continuidad del proceso y resguardar a las electoras y electores de la violencia.

Hasta ahora, hemos contado 181 máquinas de votación quemadas. Nuestra institución sufrió y sigue sufriendo ataques cibernéticos a la página oficial.

Esto ilustra la situación inédita de asedio, inscrita en una estrategia para destruir las institución electoral e impedir la realización de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente.

Ahora, tres días después de la elección y a pocas horas de instalarse la Asamblea Nacional Constituyente, surge el vocero de una empresa que, a partir de procesos exitosos en Venezuela, se abrió camino en Estados Unidos.

No es una empresa privada, radicada fuera del país, la que garantiza la transparencia y credibilidad del sistema electoral venezolano. El sistema electoral venezolano tiene una arquitectura de seguridad con procedimientos que dejan en manos del ciudadano y de la ciudadana su validación.

En su comunicado, Antonio Mugica estima que una auditoría permitiría conocer la cantidad exacta de participación y afirma, cito: "estimamos que la diferencia entre la cantidad anunciada y la que arroja el sistema es de al menos un millón de electores".

Es una aseveración irresponsable con base en estimaciones sin fundamento en la data que maneja exclusivamente el Poder Electoral. Pero más grave aún, la empresa Smartmatic participó en todas las auditorías, colocó su clave para el cifrado de los archivos y protección de las aplicaciones que se desplegaron en la plataforma electoral. Estas auditorías incluyen la certificación del software de la máquina y del sistema de totalización que ahora se pone en duda.

Es decir, cualquier manipulación como la que señala Mugica supone desconocer que Smartmatic es parte de la seguridad del sistema de totalización.

En los hechos, el señor Mugica pretende poner en duda los resultados de una elección, en la cual su único rol es la de proveer de servicios a esta institución.

El Poder Electoral se reserva las acciones legales que corresponden a tan irresponsables afirmaciones.

Esta escalada surge después de tres días en que el país está en calma, tres días sin barricadas. Tres días en los que el país está en paz. Hemos defendido las elecciones y sus resultados en momentos difíciles. Así lo hicimos en 2007, en 2013 y 2015, y así lo haremos una vez más.

Quienes participan de estas agresiones contra la democracia pretenden sumir en un vacío a los que participaron en la elección, convertir la alegría de la paz en una derrota e insistir en desconocer e invisibilizar a más de ocho millones de venezolanas y venezolanos.

El Poder Electoral lo ha dicho y hoy lo ratificamos: Las venezolanas y los venezolanos no están solos. Esta institución y sus funcionarios vamos a defender el derecho que tienen a expresarse en paz y en democracia, y que su voluntad soberana expresada a través del voto sea respetada.

 

Misión PR en Cuba

 

Fundación Juan Mari Brás

 

Otro PR es posible

 

Nuestra Opinión en blanco y negro

Documentos

Solo el administrador



banner minhOficina Central, C 25 NE 339, San Juan, Puerto Rico 00920.
Teléfono (787) 774-8585,
minhpuertorico@minhpuertorico.org